Agarrate, Catalina!

Namber Nain Namber Nain Namber Nain...

martes, 8 de febrero de 2005

 

Cómo estamos hoy

Saben cómo le queda a una la cabeza después de 3 días de estar metida en los apuntes?? No, en serio, Literalmente. 3 días con los apuntes en la mano. Bueno, nada, no es un record ni mucho menos, muchos otros y yo también hemos pasado más tiempo estudiando. Pero a lo que me refiero: reconocen esa sensación de resignación y deseperación al mismo tiempo que llega después de varias jornadas de no dedicarse a otra cosa más que a estudiar?
Sábado, Domingo, Lunes. Encerrada en casa. Con mi ropa de entrecasa. Con mi cara oleosa. Mis ojos hinchados. Mi sueño constante. Tazas de café reseco desparramadas. Ganas de acogotar a todos los miembros de mi familia. Porque necesito silencio. Y ellos hablan tanto, y cuentan cosas. Pero yo no tengo cabeza para prestar atención a ninguna historia tangencial.
No me distraigan.
Apago la tele
La radio.
Cierro la puerta de mi pieza.
Y así, sola con mis apuntes, todavía tengo que lidiar con mi cabeza.
Se me ocurren tantas verdades cuando tengo que estudiar. Veo todo tan claro. Me agarra como una verborragia mental, y le canto las 40 a cada uno, Si Señor, para que se enteren!.
Sin ir más lejos, ayer mismito, mientras no se que leía sobre la Retórica, la inventio, la elocutio, la dispositio, los topoi, y las macroestructuras semánticas en los titulares de las noticias, le dediqué sendos monólogos impronunciados a una amiga que se está mandando cualquiera con sus decisiones de vida indiscutibles y a un pelotudo del orto que se cree mil.
Además, monolgué ante una audiencia imaginaria sobre el adormecimiento de los intintos de conservación en las tribus urbanas porteñas, puntualicé mi posición frente a la despenalización del aborto, respondí vehementemente ante los embates de los también imaginarios detractores de las vida intelectual académica.
Ah, y sobre este último punto quería comentarles.

Yo no voy a defender acá mi decisión de seguir hasta el final una carrera en la Universidad de Buenos Aires, ni el valor de la vida académica, ni la educación pública, pero si voy a dejar bien explicitado lo siguiente:
Los autodidactas se pueden meter su soberbia en el culo!!!!!!
Sepanlo.
Hay una diferencia crucial entre un autodidácta y un universitario disciplinado. Crucial digo y no tiene nada que ver son la cantidad de conocimiento acumulado, las formas de aprendizaje, etc.
El autodidácta sabe algo y cree que sabe.
Los pobres energúmenos que nos bancamos la institución universitaria sobre los hombros obtenemos un conocimiento adicional que hace la diferencia: cuanto más sabemos, más nos damos cuenta de que no sabemos nada.
Es perspectiva? Capacidad crítica? No se, no se.
A lo que iba es a que no puedo soportar a los que leen un librito, dos, 10, 20 y creen que saben algo, y que luego, nos regalan estos dialoguitos:

El gran autodidacta - : ayer vi un programa sobre una operación de cerebro…

Yo -: ajam..

El gran autodidacta - : y me “puse a investigar en internet� sobre la actividad cerebral durante el sueño..

Yo - : ajam..

El gran autodidacta -: hay gran actividad en el cerebro blablabla… y “llegué a la conclusión� de que si hay algo que define “la esencia humana� es el pensamiento..

Yo - : Ah, pero que chistoso, algo así se le dio por postular a Descartes hace siglos y a partir de allí se derivó el objetivismo, el positivismo, la discusión con el subjetivismo, y se plantea todo el kilombo epistemológico entre empiria, ideas, comprobación, inducción, deducción, conocimiento y Verdad.. bueh.. si es que empezamos ahí y no nos vamos hasta Platón…

El gran autodidacta - : ….

Yo - : digo que lo que vos estás diciendo es algo así como el “pienso, luego existo� de Descartes…

El gran autodidacta - : JA!!!! Qué CAPO! Llegué a la misma conclusión que Descartes pero más rápido!

Yo- : … (dios).

Comentarios:
Adhiero 100 por 100 con ud.
Vea 521***Lic. Laura***

PD: ud. anda por estas huestes del Centenario o la arriman los colectivos que pasan por Primera Junta?
 
Mire, juegue con el autodidacta su mismo nivel. Digale: sos un salame y San Seacabó.
 
Jejeje, me encantó tu post!!
Yo tuve un incidente con un cafetero que decía que los universitarios no tenían idea de nada porque no habían tenido calle. Esto venía a cuento de que le fió café a un tipo y no se lo pago...eso solo se aprende en la calle....
Sin palabras...
 
creo que planteas los terminos como dualidad por que es la oposición natural que se da, por ejemplo, en reuniones aburridas donde la única vía que encuentra la gente para andar cogetiandose es la inteletual. Entonces, sobre un tema x, sucede que el universitario piensa "hijo de puta, desde esa perspectiva no lo habia pensado, pero sobr el otro tema, chamuya", mientras que el autodidácta piensa "cuanta información tiene sobre el tema, se lo dieron seguro sus profesorcitos, hijo de puta".
pero no creo que el espíritu de humildad respecto al conocimiento sea propiedad exclusiva del universitario ni que los autodidactas sean todos fanfarrones. en todo caso, sacar a relucir un dato valioso en un momento preciado juega en favor de la comezon genital que moviliza a esta humanidad decadente a la que pertenecemos.
y despotrico contra los universitarios que creen que por que empeñaron su esfuerzo durante años merecen mejor recompensa monetaria que uno que no lo hizo. Por que ahi hubo una cadena de oportunidades a las que no todos tienen acceso.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal

Archivos

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]